Usted esta aquí
Inicio > Entretenimiento > Upgrade: Máquina asesina, crítica

Upgrade: Máquina asesina, crítica

Un mundo distópico, pero que a su vez vemos como algo potencialmente real en muy poco tiempo, es lo que nos ofrece la película “Upgrade: Máquina asesina”; escrita y dirigida por el australiano Leigh Whannell (famoso por haber sido el guionista y coprotagonista de la película de terror “Saw” y sus posteriores dos secuelas, además de ser el guionista de la saga “La noche del demonio – Insidious”).

Con el palmarés de Whannell, llega esta cinta de ciencia ficción de bajo presupuesto, que se ha convertido en poco tiempo en una de las películas más llamativas para la crítica, gracias a los giros inteligentes de su trama, a las escenas de acción con coreografías bien ejecutadas, a sus toques  de humor, y a las actuaciones de Logan Marshall-Green (quien por momentos nos recuerda a Tom Hardy), Harrison Gilbertson y Betty Gabriel a quien no veíamos desde “Get Out”.

“Upgrade: Máquina asesina” es una historia de advertencia sobre el miedo a perder el poder de nosotros mismos y a tener cuidado con lo que deseamos o haríamos para recuperarlo. Y lo hace a través de su protagonista, un hombre analógico en un mundo digital futurista, quien tras un atentado donde su esposa es asesinada y el queda tetrapléjico y en una situación de dependencia total e impotencia para hallar a los culpables, decide aceptar la propuesta que le hace un geek multimillonario de implantarle un chip con Inteligencia Artificial en su columna vertebral que le permitirá volver a caminar.

Esta aprobación es precisamente la que le da el nombre al título de la película “Actualización”, lo que él no se imagina es que este chip de IA llamado STEM tiene mente propia y la utiliza para comunicarse a través de ondas sonoras con su tímpano y poder tener conversaciones entre máquina y ser humano. STEM lo ayuda a encontrar a los asesinos de su esposa llegando a la primera escena de pelea, en la que el cuerpo del protagonista se convierte en un arma con movimientos robóticos y que el director de fotografía Stefan Duscio filma de una manera demencialmente vertiginosa y donde vemos como un simple cuchillo de cocina es usado de manera creativa en la cara de alguien.

Luego vienen giros en la trama muy bien concebidos, y una muestra de cómo los implantes podrían llegar a ser las armas mortales más destructivas del futuro, y que seguramente dará para una próxima secuela de esta cinta.

Esta película se estrenó en el South by Southwest y ganó el Midnighters Award.


Previous Image
Next Image

info heading

info content


La historia:

Después de que matan a su esposa durante un asalto brutal que también lo deja paralizado, un hombre es abordado por un inventor multimillonario con una cura experimental que “mejorará” su cuerpo. La cura, un implante de Inteligencia Artificial llamado STEM, le otorgará habilidades físicas más allá de cualquier experiencia y la capacidad de reclamar incansablemente la venganza contra aquellos que asesinaron a su esposa y lo dejaron por muerto.

Calificación: 3.5 estrellas

  • Género: Thriller
  • Duración: 1 hora, 35 minutos
  • Director: Leigh Whannell
  • Actores: Logan Marshall-Green, Harrison Gilbertson, Betty Gabriel, Benedict Hardie

Sinopsis: Ambientada en un futuro cercano, la tecnología controla casi todos los aspectos de la vida. Pero cuando un tecnófobo auto-identificado, tiene su mundo patas arriba, su única esperanza de venganza es un implante experimental de chip de computadora llamado Stem.

Más información: Upgrade, página oficial

Trailer:

El director habla de la película para Monster Pictures:

 

3 thoughts on “Upgrade: Máquina asesina, crítica

Deja un comentario

Top