Usted esta aquí
Inicio > Entretenimiento > Un hombre en apuros, crítica

Un hombre en apuros, crítica

Un mensaje directo para aquellas personas que viven esclavizadas al arduo ritmo de trabajo en las compañías modernas

La mayoría de historias basadas en la vida real buscan además de dejar enseñanzas que los espectadores que se identifiquen con las situaciones o con alguno de los personajes, puedan tomar atenta nota para evitar cometer los mismos errores o para conocer como los protagonistas salieron adelante. Una de las últimas cintas que traen este tipo de mensaje es la francesa “Un hombre en apuros”, la cual está basada en el libro de Christian Streiff “J’étais un homme pressé: AVC, un grand patron témoigne” que traduce más o menos en “Era un hombre apurado: accidente cerebrovascular, testimonio de un gran jefe”.

Aunque la película no es una adaptación completa del libro, si toma de esté la parte más importante, el cómo le cambia la vida a un trabajador incansable que tenía como lema “Descansaré cuando esté muerto” (y quien fuera alto funcionario de compañías como Airbus y ex jefe de la compañía automotriz PSA Peugeot-Citroën), luego de ser víctima de un AVC ataque cerebrovascular, más comúnmente llamado derrame cerebral.

Para una persona que siempre ha estado a mil por hora y que como alto funcionario tuvo que tomar decisiones rápidas toda su vida profesional, de la noche a la mañana debe empezar casi de cero, hilvanando frases y palabras coherentes en una lenta recuperación, deteniendo de manera abrupta su ritmo de trabajo y teniendo que reajustarse y buscar una nueva forma de abordar su realidad que lo llevó inicialmente a perder su trabajo, pero al mismo tiempo pudo equilibrar su vida familiar y su futuro.

La gran moraleja que este caso deja a todos y cada uno de los empleados es que la razón de ser no es el exceso de trabajo, ya que en cualquier momento los pueden despedir y las compañías no les importará lo que produjeron para ellas, ni lo que perdieron o dejaron de hacer y se convertirán simplemente en un cero a la izquierda reemplazable. En su lugar el empleado hoy en día debe buscar ante todo su felicidad, el mantenerse con su entorno familiar, el disfrutar del descanso y el tener un tiempo para ellos mismos.

Lastimosamente la película presenta dos historias alternas que desdibujan el eje central, la historia de la terapeuta que trata de conocer a su madre biológica y la historia del enfermero que está enamorado de la terapeuta. Si se quitan estas historias y se muestra más la impotencia del protagonista por volver a ser quien era, sus miedos ante una enfermedad que lo regresa a lo básico, la relación con su hija, o la forma en que fraguaron su salida de la empresa, hubiera sido mucho más enriquecedora la película.


Previous Image
Next Image

info heading

info content


La historia:

Alain es un respetado hombre de negocios y un brillante orador, un hombre acelerado que no tenía tiempo para nada hasta que sufrió un accidente cerebrovascular relacionado al estrés y a la falta de descanso, que lo llevó a perder la coordinación del habla. En el hospital es tratado por una joven terapeuta, que le vuelve a enseñar todo como si fuera un niño, empezando a conocerse y a reconstruirse, dándole pie a una nueva vida y a volver a reencontrarse con su hija y con él mismo.

Calificación: 3 estrellas

  • Género: Drama
  • Duración: 1 hora, 40 minutos
  • Director: Hervé Mimran
  • Actores: Fabrice Luchini, Leïla Bekhti, Rebecca Marder, Igor Gotesman

Sinopsis: Alain es un hombre monopolizado por su trabajo, hasta el punto de olvidar el ocio y su familia. Víctima de un derrame cerebral que causa problemas graves de habla y memoria, necesita rehabilitación. Durante este, conocerá a Jeanne y reflexionará sobre su vida. Inspirada en la vida real del ex-director de Peugeot.

Más información: Prensa Gaumont

Tráiler:

Entrevista con el protagonista por Télé Matin:

Deja un comentario

Top