Usted esta aquí
Inicio > Avances Médicos > Optimizan un péptido conocido por prevenir el error proteico que da lugar a la enfermedad de Parkinson

Optimizan un péptido conocido por prevenir el error proteico que da lugar a la enfermedad de Parkinson

Una molécula que parece prometedora para prevenir la enfermedad de Parkinson ha sido refinada por científicos de la Universidad de Bath y tiene el potencial de convertirse en un fármaco para tratar la enfermedad neurodegenerativa incurable.

La enfermedad de Parkinson se caracteriza por el “plegamiento incorrecto” de una proteína específica en las células humanas, donde se agrega y funciona mal. La proteína, alfa-sinucleína (αS), es abundante en todos los cerebros humanos. Después de un plegado incorrecto, se acumula en grandes masas, conocidas como cuerpos de Lewy. Estas masas consisten en agregados de αS que son tóxicos para las células cerebrales productoras de dopamina, lo que hace que mueran. Es esta caída en la señalización de la dopamina la que desencadena los síntomas de la enfermedad de Parkinson, ya que las señales que se transmiten del cerebro al cuerpo se vuelven ruidosas, lo que lleva a los temblores distintivos que se observan en los pacientes.

Los esfuerzos anteriores para apuntar y ‘desintoxicar’ la neurodegeneración inducida por αS han visto a los científicos analizar una vasta biblioteca de péptidos (cadenas cortas de aminoácidos, los componentes básicos de las proteínas) para encontrar el mejor candidato para prevenir el plegamiento incorrecto de αS. De los 209.952 péptidos analizados en un trabajo anterior por científicos de Bath, el péptido 4554W mostró ser el más prometedor, ya que inhibió la agregación de αS en formas de enfermedades tóxicas en experimentos de laboratorio, tanto en soluciones como en células vivas.

En su último trabajo, este mismo grupo de científicos modificó el péptido 4554W para optimizar su función. La nueva versión de la molécula, 4654W (N6A), contiene dos modificaciones en la secuencia de aminoácidos parental y ha demostrado ser significativamente más eficaz que su predecesora para reducir el plegamiento incorrecto, la agregación y la toxicidad de αS. Sin embargo, incluso si la molécula modificada continúa teniendo éxito en los experimentos de laboratorio, aún faltan muchos años para la cura de la enfermedad.

Esta investigación también tiene implicaciones para la enfermedad de Alzheimer, la diabetes tipo 2 y otras enfermedades humanas graves en las que los síntomas se desencadenan por un plegado incorrecto de las proteínas.

El Dr. Richard Meade es el autor principal del estudio; mientras que el profesor Jody Mason, dirigió la investigación del Departamento de Biología y Bioquímica de Bath.

Más información: Universidad de Bath

Deja un comentario

Top