Usted esta aquí
Inicio > Diseño > Arquitectónico > L’Arbre Blanc

L’Arbre Blanc

El Árbol Blanco es sobre todo el fruto de un encuentro: un encuentro excepcional, en el corazón de la metrópolis regional, entre Japón y el Mediterráneo. Símbolo vivo del Montpellier contemporáneo, esta hibridación de culturas también es un cruce entre dos generaciones de arquitectos: una generación en la cima de su arte, con el japonés Sou Fujimoto, con su primer proyecto en Francia; junto a una nueva generación que encarnan, Nicolas Laisné y Manal Rachdi, de la nueva guardia de la arquitectura francesa. Otros actores involucrados en esta aventura singular son el cuarteto de promotores: Groupe Promeo, Evolis Promotion, Crédit Agricole Languedoc Real Estate y Opalia, garantes en el campo de la implementación adecuada de un proyecto emblemático para toda la región.

Elevándose en las orillas del río Lez que trae vida y belleza, el Árbol Blanco puede considerarse como el corazón de este bosque que es la capital mediterránea de Montpellier. En la frontera del encantador casco histórico y de nuevos barrios vibrantes como Port Marianne y Odysseum. El Árbol Blanco ocupará una posición estratégica para la ciudad de Montpellier en la intersección de varios flujos: el Lez, la autopista, el paseo peatonal y la ciclo ruta en las orillas. El Árbol Blanco está ubicado en una situación rara, ya que esta a solo 5 minutos del corazón de la ciudad, de la estación de TGV o del aeropuerto internacional, y a 10 minutos de las playas. Este majestuoso árbol ofrece a todos los habitantes un punto de vista excepcional, además de registrarse perfectamente en el horizonte de Montpellier.


[tribulant_slideshow gallery_id=”702″]

L’Arbre Blanc (White Tree) es el nombre de esta nueva torre de usos múltiples (que incluye viviendas, un restaurante, una galería de arte, oficinas, un bar panorámico y áreas comunes) que, en su diseño general, rinde homenaje a la tradición de “Vivir fuera” en Montpellier.

Desde su construcción este edificio se convirtió en una obra icónica que ocupa una posición estratégica para el área metropolitana regional, a medio camino entre las secciones “antiguas” y “nuevas” de la ciudad. Única en el paisaje de Languedoc, esta torre de diecisiete pisos ofrece vistas panorámicas al mar, al Pic Saint-Loup, a la ciudad y al río Lez.

Más información: Página oficial del proyecto

L’ARBRE BLANC:

Timelapse Arbre blanc 2018 – Pose des balcons:

Deja un comentario

Top