Usted esta aquí
Inicio > Entretenimiento > La Maestra de Kínder, crítica

La Maestra de Kínder, crítica

Los remakes de películas extranjeras que han sido éxito de taquilla en su momento, y que algunos estudios de Hollywood buscan americanizar para darles una nueva opción comercial aprovechando sus probados buenos guiones, siempre tendrán el lastre de la comparación y de demostrar que tienen mejores actuaciones o que realmente es mejor su adaptación que el original. Pero la realidad es que en la gran mayoría de las ocasiones no alcanzan a lograrlo y son más un intento frustrado.

Unos de los últimos que veremos en las próximas semanas en la cartelera nacional son las adaptaciones estadounidenses de la película francesa de 2011 “Amigos”, que en Colombia se llamará “Amigos por siempre”, la cual reproduce más o menos la trama, los personajes, la ambientación y otros detalles de la original, y “La maestra de kínder” que está basada en la película israelí del mismo nombre y que fue realizada en el 2014.

La película original escrita y dirigida por Nadav Lapid, fue un drama psicológico lento que tenía como ubicación Israel y se convirtió en una voz que mostraba como la falta de creatividad y el materialismo influyen que cada día más en la vida contemporánea, retratándolo incluso desde la visión del niño (gracias al manejo de la cámara) y desde el punto de vista de la profesora, impactando al final mucho en la historia, por demás bien escrita y llevada a cabo.

Ahora americanizándola encontramos a Sara Colangelo quién dirige está versión a partir de un guion que ella misma escribió o mejor adapto y donde el enfoque y peso temático lo tiene brillantemente Maggie Gyllenhaal, como una maestra en sus cuarentas que lucha contra los sentimientos de insatisfacción por su vida, donde tiene un matrimonio amoroso pero sin pasión, al tiempo que  sus hijos adolescentes, cada día se ven más alejados de ella, su rutina y trabajo no la llenan e incluso su hobby por la poesía le muestra que no tiene lo suficiente para sobresalir y sus poemas no trascienden. Pero todo se enfoca en ella, y aunque es buena la actuación complementada con sus gestos y miradas, queda muy sola y por esto al final mirando el cuadro completo, la película original es mucho más sobresaliente.

En resumen, nos encontramos con una película ambigua donde por más que tengamos los elementos de juicio no podemos tomar partido en sí sobre el comportamiento de la maestra, por más extremo que sea, es aceptable o sí su actuar corresponde en parte al impulso que dan los celos, arraigados en una profunda conciencia de sus propios fracasos, o si la forma en que lo hace todo pudo ser diferente, o si debemos estar del lado de que un niño debe vivir como un niño y no perder esta inocencia por prodigioso que sea. En fin, cada espectador sacará sus conclusiones, aunque recomendamos que vean la cinta original israelí.

Este remake tuvo su premier mundial en el Festival de Cine de Sundance el 19 de enero de 2018 y fue estrenada el 12 de octubre del año pasado por Netflix en Estados Unidos y Canadá.


Previous Image
Next Image

info heading

info content


La historia:

Una maestra de kindergarten, de cuarenta años, de clase media, casada, con dos hijos adolescentes que vive en Staten Island, ve como su vida, su rutina y su creatividad poética no van para ninguna parte; toma un segundo impulso cuando se convence de que uno de sus estudiantes de cinco años, es un genio poético en ciernes, decidiendo desde ese momento, nutrir su talento de una manera imprudente y cuestionable.

Calificación: 3.5 estrellas

  • Género: Drama
  • Duración: 1 hora, 36 minutos
  • Director: Sara Colangelo
  • Actores: Maggie Gyllenhaal, Gael García Bernal, Ato Blankson-Wood, Parker Sevak

Sinopsis: Una profesora de kínder en Nueva York acabará arriesgando su vida familiar y su libertad para intentar que uno de sus alumnos, a quien considera un niño prodigio, desarrolle su talento.

Más información: Cineplex

Trailer:

Entrevista con la protagonista por Bafta Guru:

Deja un comentario

Top