Usted esta aquí
Inicio > Avances Médicos > Insignias desechables muestran la exposición a la radiación

Insignias desechables muestran la exposición a la radiación

Un grupo de investigadores de la Universidad Purdue han diseñado “microcervecerías” de levadura dentro de insignias desechables hechas de papel de congelador, aluminio y cinta; las cuales se activan simplemente agregando una gota de agua para mostrar la exposición a la radiación como leída por un dispositivo electrónico. Este descubrimiento ayuda a los radiólogos, trabajadores de laboratorio de un hospital o clínica, o a cualquier persona a rastrear mejor su exposición diaria a la radiación, lo que permite una evaluación más rápida del daño tisular que podría provocar cáncer, cataratas, irritación de la piel o enfermedad de la tiroides.

El éxito de la insignia radica en la respuesta rápida y cuantificable de la levadura a la radiación: cuanto mayor es la dosis de radiación, mayor es el porcentaje de células de levadura que mueren. Mojar la insignia activa las células que todavía están vivas para comer glucosa y liberar dióxido de carbono, el mismo proceso de fermentación responsable de la elaboración de la cerveza y el aumento del pan.

Cuando el dióxido de carbono burbujea en la superficie, también se forman iones. La concentración de estos iones aumenta la conductividad eléctrica de la levadura, que se puede medir conectando la insignia a un sistema de lectura.

Los números del sistema de lectura se traducen en rads, las unidades utilizadas por entidades como la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional para especificar los límites sobre la cantidad de radiación que el tejido humano puede absorber de manera segura. La piel de todo el cuerpo, por ejemplo, no debe exponerse a más de 7,5 rad durante un período de tres meses.

Los investigadores pudieron detectar una dosis de radiación de tan solo 1 miligramo en las placas de levadura, que es comparable a las insignias comerciales actuales.

También se sabe que la levadura es genéticamente similar a los tejidos humanos. Los datos de las insignias pueden, por lo tanto, informar el trabajo futuro sobre cómo el daño de la radiación ocurre con el ADN y las proteínas humanas.

A nivel comercial, el dispositivo de lectura podría algún día ser una tableta o teléfono. La insignia también podría adaptarse en el futuro para los trabajadores de plantas de energía nuclear y las víctimas de desastres nucleares.

Más información: Universidad Purdue

Video de la investigación:

Deja un comentario

Top