Usted esta aquí
Inicio > Moda > Femenina > Dior colección de alta costura otoño invierno 2019-2020

Dior colección de alta costura otoño invierno 2019-2020

Las reflexiones del arquitecto Bernard Rudofsky acerca de la forma y la función de la vestimenta inspiraron a Maria Grazia Chiuri en una nueva visión conceptual de la Alta Costura, en cuanto arte destinado a vestir cuerpos siempre únicos, dotados de una identidad propia.

Este pensador moderno devuelve a un lugar fundamental la relación entre la Alta Costura y la arquitectura –dos disciplinas cuyas concepciones apelan al cuerpo humano y sus proporciones. En consonancia con él, Maria Grazia Chiuri presenta su colección de Alta Costura Otoño-Invierno 2019-2020 en el hotel particular de Dior: el lugar de la fundación de la Maison –el 30, avenue Montaigne–, donde todos y cada uno de los directores artísticos han trabajado en estrecha colaboración con los talleres.


Previous Image
Next Image

info heading

info content


Entre las fuentes de inspiración para esta colección se encuentran las obras caracterizadas por la potencia del blanco y negro de Penny Slinger –artista feminista que firma la escenografía del desfile–. Estas creaciones expresan la fuerza alquímica del fuego, el aire y el agua, en el corazón de una naturaleza hostil y misteriosa, poblada de criaturas femeninas. Estas últimas soportan desde siempre el peso del mundo, como una representación contemporánea de las cariátides, esculturas que representan cuerpos de mujeres sosteniendo la arquitectura de los templos antiguos, así como las que adornan ciertas edificaciones parisinas, vestidas con túnicas de líneas puras. En estas se inspira el único vestido blanco que Maria Grazia Chiuri ha concebido para esta colección, que explora la fuerza plural del negro. El peplo –esa túnica que llevaban las mujeres en la antigua Grecia– no posee un corte determinado ni construido: es el cuerpo el que le da forma. Christian Dior, en su última colección, recuperaba esta forma esencial del drapeado, estableciendo un diálogo entre las nociones de Alta Costura y arquitectura, desde el taller flou (corte y confección) hasta el taller tailleur (sastrería). Haciéndose eco de esto, hoy resuena la interrogación “Are Clothes Modern?”, que resalta la facultad que posee la Alta Costura de cuestionar la modernidad.

Firmar una colección prácticamente de color negro, salpicada con alguno que otro color que acentúa su potencia, supone una vuelta a los fundamentales, a los cimientos de la Alta Costura, y una confrontación de los mismos con los modos de vida contemporáneos. El negro exige la perfección y da vida aquí a capas que se transforman. Cada vestido es un edificio que desvela su estructura, la osamenta que lo sustenta y lo define. Del mismo modo, esta colección dibuja un paisaje inédito que nos permite cuestionar las nociones del cuerpo, el hábito y el hábitat, siendo así la Alta Costura el laboratorio de creación para repensar desde otra perspectiva la vestimenta y su relación con el espacio y el tiempo.

Más información: Dior

Dior Autumn-Winter 2019-2020 Haute Couture show:

Deja un comentario

Top