Usted esta aquí
Inicio > Avances Médicos > Arcilla para combatir las bacterias en las heridas: una vieja práctica puede ser una nueva solución

Arcilla para combatir las bacterias en las heridas: una vieja práctica puede ser una nueva solución

Investigadores de la Universidad Estatal de Arizona y la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota, descubrieron que al menos un tipo de arcilla azul puede ayudar a combatir las bacterias que causan enfermedades en las heridas, incluidas las bacterias resistentes a los antibióticos.

Este trabajo se basa en investigaciones previas lideradas por ASU sobre cómo dos elementos metálicos, hierro y aluminio químicamente reducidos, en las arcillas azules operan en tándem para matar gérmenes. Esa investigación involucró el uso de NanoSIMS de ASU, que es parte de la Instalación de Espectrometría de Masas de Iones Secundarios apoyada por la National Science Foundation.

En pruebas de laboratorio, los investigadores encontraron que la arcilla tiene efectos antibacterianos contra bacterias como Escherichia coli y Staphylococcus aureus, incluidas cepas resistentes tales como Enterobacteriaceae resistente a carbapenem y Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA).

La investigación es preliminar, y los autores advierten que solo se probó una concentración de la suspensión de arcilla. Las pruebas de laboratorio son un primer paso para simular el entorno complejo que se encuentra en una herida infectada real.

También advierten que no todos los tipos de arcilla son beneficiosos. Algunos pueden ayudar a las bacterias a crecer. Se necesita más investigación para identificar y reproducir las propiedades de las arcillas que son antibacterianas, con el objetivo de posiblemente sintetizar un compuesto consistente de los minerales clave bajo control de calidad.

Los próximos pasos, incluirán el uso de NanoSIMS de ASU para investigar cómo las arcillas transfieren elementos químicos a las bacterias y los matan.

Más información: Universidad Estatal de Arizona

Deja un comentario

Top