Usted esta aquí
Inicio > Avances Médicos > Parche de ultrasonido portátil monitorea la presión sanguínea en el interior profundo del cuerpo

Parche de ultrasonido portátil monitorea la presión sanguínea en el interior profundo del cuerpo

Un equipo de investigadores dirigido por la Universidad de California en San Diego presento un nuevo parche de ultrasónico portátil que monitorea de forma no invasiva la presión arterial en las arterias profundas debajo de la piel podría ayudar a las personas a detectar problemas cardiovasculares más temprano y con mayor precisión.

Las aplicaciones incluyen monitoreo continuo en tiempo real de los cambios en la presión arterial en pacientes con enfermedades cardíacas o pulmonares, así como pacientes que están gravemente enfermos o que se someten a cirugía. El parche usa ultrasonido, por lo que podría usarse para rastrear de forma no invasiva otros signos vitales y señales fisiológicas de lugares en el interior del cuerpo.

El nuevo parche de ultrasonido puede monitorear continuamente la presión arterial central en las arterias principales a una profundidad de hasta cuatro centímetros (más de una pulgada) debajo de la piel. Los médicos involucrados en el estudio dicen que la tecnología sería útil en varios procedimientos para pacientes internados.

El dispositivo mide la presión arterial central, que difiere de la presión arterial que se mide con un manguito inflable sujeto alrededor de la parte superior del brazo, conocido como presión arterial periférica. La presión arterial central es la presión en los vasos sanguíneos centrales, que envían sangre directamente desde el corazón a otros órganos importantes en todo el cuerpo. Los expertos médicos consideran que la presión arterial central es más precisa que la presión arterial periférica y también dicen que es mejor para predecir enfermedades cardíacas.

Sin embargo, la medición de la presión arterial central no suele realizarse en los exámenes de rutina. El método clínico de vanguardia es invasivo, involucrando un catéter insertado en un vaso sanguíneo en el brazo, ingle o cuello de un paciente y guiándolo al corazón.

Existe un método no invasivo, pero no puede producir lecturas precisas de forma consistente. Implica sostener una sonda tipo pluma, llamada tonómetro, en la piel directamente sobre un vaso sanguíneo importante. Para obtener una buena lectura, el tonómetro debe mantenerse estable, en el ángulo correcto y con la cantidad correcta de presión cada vez. Pero esto puede variar entre pruebas y diferentes técnicos.

Por estos motivos, el parche nuevo brinda un ultrasonido suave y elástico que se puede usar sobre la piel y proporciona lecturas precisas de la presión arterial central en todo momento, incluso mientras el usuario se está moviendo. Y todavía puede obtener una buena lectura a través del tejido graso.

El parche es una delgada lámina de elastómero de silicona con el diseño de lo que se denomina una estructura de “puente de isla”: una serie de pequeñas partes electrónicas (islas) que están conectadas por cables en forma de resorte (puentes). Cada isla contiene electrodos y dispositivos llamados transductores piezoeléctricos, que producen ondas de ultrasonido cuando la electricidad pasa a través de ellos. Los puentes que los conectan están hechos de alambres de cobre delgados, parecidos a resortes. La estructura del puente de la isla permite que todo el parche se adapte a la piel y se estire, doble y gire sin comprometer la función electrónica.

El parche usa ondas de ultrasonido para registrar continuamente el diámetro de un vaso sanguíneo pulsante ubicado a una profundidad de cuatro centímetros debajo de la piel. Esta información luego se traduce a una forma de onda utilizando software personalizado. Cada pico, valle y muesca en la forma de onda, así como la forma general de la forma de onda, representan una actividad o evento específico en el corazón. Estas señales proporcionan mucha información detallada a los médicos que evalúan la salud cardiovascular de un paciente. Se pueden usar para predecir la insuficiencia cardíaca o determinar si el suministro de sangre es correcto, etc.

Los investigadores observan que el parche aún tiene un largo camino por recorrer antes de llegar a la clínica. Las mejoras incluyen la integración de una fuente de alimentación, unidades de procesamiento de datos y capacidad de comunicación inalámbrica en el parche.

El equipo está buscando colaborar con expertos en procesamiento de datos y tecnologías inalámbricas para la próxima fase del proyecto.

Más información: Universidad de California en San Diego

Deja un comentario

Top