Usted esta aquí
Inicio > Avances Médicos > Nueva técnica diagnóstica mejor el cribado del cáncer de mama

Nueva técnica diagnóstica mejor el cribado del cáncer de mama

El cáncer de mama se encuentra entre las formas más comunes de cáncer y es el tipo más frecuente entre las mujeres en el mundo occidental, lo que hace que la detección temprana sea particularmente importante. Los exámenes de imagen del seno femenino, conocidos como “mamografía”, incluyen métodos de rayos X o, alternativamente, menos riesgosos pero también más caros, como la imagen de resonancia magnética (IRM). La IRM expone al cuerpo humano a un campo magnético estático y de alta frecuencia, que excita electromagnéticamente los núcleos de los átomos de hidrógeno en el tejido del cuerpo. Esta reacción se usa para grabar una imagen tridimensional desde el interior del cuerpo. Sin embargo, un examen de RM presenta algunas desventajas prácticas. Además, a menudo puede requerirse una biopsia después del examen de IRM, donde se extrae el tejido que se sospecha que es un tumor con una aguja.

Hay, sin embargo, una captura aquí: la respiración del paciente. El aumento y la reducción del tórax distorsionan la imagen y deben ser eliminados computacionalmente.

Ahora un grupo de científicos esta desarrollando un tipo de chaleco con bobinas flexibles para generar imágenes de resonancia magnética con el objetivo de buscar el cáncer de seno más rápido y con menos desventajas.

Actualmente el grupo esta creando un prototipo de este chaleco, el cual contendrá 32 bobinas, cada una con un diámetro de ocho centímetros, que consiste en cables coaxiales. Una unidad receptora al final del cable envía la señal a la computadora. Uno de los grupos de científicos se encuentra trabajando en Viena; concentrándose en la parte de desarrollo de hardware del proyecto. Al tiempo que otro grupo está desarrollando sensores de movimiento y software de corrección en la Université de Lorraine en Nancy. El know-how relacionado con las bobinas es el resultado de la cooperación con la Universidad Paris-Sud, donde se encuentra el líder del proyecto Elmar Laistler, profesor asociado en la Universidad Médica de Viena desde 2018. Su grupo ha tenido aproximadamente ocho miembros durante varios años,

Si se logra el objetivo, el prototipo se convertirá en un dispositivo médico en cooperación con socios de la industria, un resultado que el investigador ya ha demostrado con éxito en proyectos anteriores.

Más información: Scilog

Deja un comentario

Top