Usted esta aquí
Inicio > Avances Médicos > Nueva biblioteca de anticuerpos artificiales podría apuntar a los patógenos con precisión molecular

Nueva biblioteca de anticuerpos artificiales podría apuntar a los patógenos con precisión molecular

La técnica de Berkeley Lab podría acelerar el diseño de anticuerpos asequibles para aplicaciones biomédicas.

Un equipo de investigación dirigido por Berkeley Lab ha desarrollado una técnica que podría acelerar el diseño de anticuerpos artificiales para aplicaciones biomédicas, desde tecnologías de detección que detectan y neutralizan virus y bacterias infecciosas hasta la detección temprana de la enfermedad de Alzheimer.

Los anticuerpos son proteínas en el sistema inmunitario del cuerpo que defienden el cuerpo contra la infección por patógenos, como virus y bacterias. Desafortunadamente, los anticuerpos son caros de fabricar y difíciles de almacenar.

Ahora, como se informó en la revista ACS Nano, los científicos de Berkeley Lab han diseñado anticuerpos artificiales que rivalizan con la diversidad química de sus contrapartes naturales, pero sin su fragilidad ni el gasto.

Ron Zuckermann de la Fundición molecular de Berkeley Lab y sus coautores diseñaron una familia de moléculas similares a proteínas llamadas peptoides para plegarlas en una nanocapa cubierta con asas peptoides, lo que los investigadores llaman “loopoides”. Mientras que los peptoides dirigen la formación de la nanocapa, los loopoides crean bibliotecas de superficies 2D químicamente diversas que pueden analizarse para determinar su actividad biológica, explicó Zuckermann.

La densidad de los bucles en la nanocapa ofrece múltiples sitios que pueden unirse simultáneamente a los patógenos, aumentando su fuerza de unión. Debido a su gran área de superficie, una sola nanocapa puede unir miles y miles de proteínas objetivo, e incluso puede agarrar objetivos biológicos mucho más grandes como las células bacterianas.

Mientras probaban la técnica, los investigadores identificaron una nanocapa peptoide que se une selectivamente a una proteína clave involucrada en la interacción entre el patógeno del ántrax y su célula huésped.

Más información: Berkeley Lab

Deja un comentario

Top