Usted esta aquí
Inicio > Avances Médicos > Los científicos de NUS y A * STAR identifican compuestos prometedores que matan el cáncer de hígado con una nueva plataforma de detección de drogas

Los científicos de NUS y A * STAR identifican compuestos prometedores que matan el cáncer de hígado con una nueva plataforma de detección de drogas

Científicos del Instituto de Ciencia del Cáncer de Singapur (CSI Singapur) de la Universidad Nacional de Singapur, y el Instituto del Genoma de Singapur (GIS) de la Agencia de Ciencia, Tecnología e Investigación (A*STAR) han descubierto cuatro compuestos potenciales de drogas que se dirigen al carcinoma hepatocelular (CHC), el tipo más común de cáncer de hígado. Se espera que los hallazgos, que fueron hechos usando una plataforma de cribado de drogas para el cáncer diseñada por el equipo, preparen el camino para tratamientos nuevos y más efectivos para el cáncer de hígado así como para otros cánceres.
El estudio se llevó a cabo en colaboración con el Hospital Brigham and Women’s de Boston y la Facultad de medicina de la Universidad de Harvard, y sus hallazgos se publicaron en la revista científica Gastroenterology en agosto de 2019.
El CHC es responsable del 85% de los casos de cáncer de hígado. La falta de intervenciones terapéuticas eficaces para el CHC también ha hecho que el cáncer de hígado sea la segunda causa principal de muerte por cáncer en todo el mundo. Los medicamentos actuales, como el sorafenib y el regorafenib, que se utilizan para tratar el CHC no son duraderos y, por lo general, solo se utilizan para tratar a pacientes con CHC en estado avanzado. Se necesitan avances en el descubrimiento terapéutico del CHC para abordar esta necesidad insatisfecha.
Por lo tanto, el equipo de investigación ha desarrollado una plataforma de detección de fármacos dirigidos a los genes de cáncer que aprovecha las bibliotecas de moléculas sintéticas y compuestos naturales para identificar posibles candidatos a fármacos contra el SALL4, un gen de cáncer vinculado al CHC. Estos candidatos a fármacos pueden abordar la necesidad médica no satisfecha de tratamientos más eficaces.
El equipo encontró cuatro compuestos naturales que se dirigen a SALL4, que es una proteína crítica para el desarrollo embrionario temprano, pero que típicamente se silencia en los tejidos adultos. Sin embargo, se ha descubierto que la proteína se reactiva en varios cánceres y también se expresa entre un 30 a un 50 por ciento en los tumores de CHC.
Estos compuestos naturales podrían limitar potencialmente el crecimiento de las células cancerosas de CHC vinculadas al SALL4. Una investigación de estos compuestos reveló que son inhibidores de la fosforilación oxidativa, una vía metabólica que promueve el crecimiento de las células cancerosas con alta expresión de SALL4.
El equipo demostró además que el compuesto natural más potente identificado, la oligomicina, tenía una mayor eficacia que el medicamento estándar de cuidado existente, el sorafenib, en estudios preclínicos, y mostraba poca toxicidad a dosis efectivas. La oligomicina es producida por las bacterias estreptomices. Cuando se combina con sorafenib, la oligomicina podría reducir aún más el crecimiento de los tumores de CHC ligados al SALL4 in vivo.
La oligomicina también puede ser usada para suprimir otros cánceres ligados al SALL4, como el cáncer de pulmón. Los hallazgos también sugieren colectivamente que SALL4 sirve como un biomarcador potencial para que los médicos seleccionen pacientes con cáncer que podrían beneficiarse de las terapias con inhibidores de la fosforilación oxidativa que interrumpen el metabolismo de ciertos tipos de tumores.
En el futuro, el equipo planea desarrollar aún más los inhibidores de la fosforilación oxidativa descubiertos para las pruebas clínicas en pacientes con cáncer, con la esperanza de llevar una opción de tratamiento más efectiva a los pacientes con cánceres ligados al SALL4. El equipo también tiene como objetivo expandir su innovadora plataforma de análisis de medicamentos para descubrir fármacos que se dirigen a otros genes de la enfermedad en diferentes tipos de cáncer.

Más información: NUS News

Deja un comentario

Top