Usted esta aquí
Inicio > Entretenimiento > El otro lado de la esperanza, crítica

El otro lado de la esperanza, crítica

Una historia humana, atemporal y global muy bien contada

Escrita, producida y dirigida por el finlandés Aki Kaurismäki, (en la que podría ser su última película como director) “El otro lado de la esperanza”, es una película del 2017 con una historia universal y atemporal que puede calar fácilmente en cualquier país que viva el problema de los inmigrantes o los refugiados.

Pero Kaurismäki va más allá de la mirada fría y objetiva de la actual crisis de refugiados en Europa occidental, y nos muestra que también cualquier persona que decide volver a iniciar de cero su vida profesional y afectiva, puede considerarse un inmigrante.

La vida es tan divertida como provocativa en la película al ofrecernos una historia sobre dos personas en busca de un hogar. Por un lado esta Khaled, un joven sirio que huye de la destrucción de su ciudad natal, Alepo y que termina en Helsinki después de una larga travesía por varios países y de haberse escondido  al final en un barco que se dirigía a la capital finlandesa. Mientras que del otro lado seguimos a Wikstrom, un hombre de mediana edad con una profunda frustración por su trabajo y su matrimonio. Deja a su esposa y compra un restaurante con tres de los trabajadores de hospitalidad más lacónicos de la historia.

Aunque es en Helsinki donde se cruzan los caminos de esta pareja dispareja, bien podría estar pasando hoy en día en una gran cantidad de ciudades alrededor del mundo en donde residen ilegalmente personas y familias. Cada una pasando por circunstancias particulares, pero con el mismo objetivo de mejorar sus condiciones de vida o simplemente de vivir pacíficamente.

Al final el poder de la esperanza humana en circunstancias inhumanas que nos ofrece en su visión Kaurismaki se complementa con música de blues en varias de sus escenas.

La película ha recibido varios galardones entre ellos el Oso de Plata al mejor director en el Festival Internacional de Cine de Berlín, junto al premio al mejor actor en el Festival Internacional de Cine de Dublín, y a mejor largometraje del espíritu de libertad en el Festival de cine de Jerusalén y fue nominado hace 2 años en tres categorías a los Premios europeos de cine.


Previous Image
Next Image

info heading

info content


La historia:

Un joven sirio, llega a Helsinki como polizón en un barco que transporta carbón. Al llegar decide solicitar asilo, esperando que por su origen y circunstancias pueda quedarse a vivir en el país y esperar noticias de su hermana desaparecida durante la travesía, sin imaginarse que las políticas de inmigración finlandesas se han visto desbordadas de solicitudes y favorecen a una muy pequeña minoría. Al mismo tiempo vemos la historia de un hombre maduro, comerciante viajero de camisas para hombres, quien habiendo llegado a la mitad de su vida, decide dejar a su esposa, renunciar a su trabajo e iniciar de cero al comprar un restaurante.

Cuando las autoridades finlandesas deciden deportar al joven sirio a las ruinas de Alepo, él decide quedarse ilegalmente en el país. Por las vueltas del destino, una noche se encuentra con el finlandés quien decide contratarlo como parte del personal de su restaurante.

Por un momento la vida nos muestra su lado más soleado, pero pronto interviene el destino mostrándonos la cara oscura de la xenofobia.

Calificación: 3.5 estrellas

  • Género: Drama
  • Duración: 1 hora, 40 minutos
  • Director: Aki Kaurismäki
  • Actores: Sakari Kuosmanen, Sherwan Haji,  Kati Outinen,  Tommi Korpela

Sinopsis: En Helsinki, se cruzan los caminos de una pareja dispareja: un refugiado sirio que reside ilegalmente en el país y un hombre cincuentón dispuesto a todo, incluso a dejar a su mujer, para cumplir su sueño de abrir un restaurante. Lo que sigue involucra un adorable perro, turistas japoneses, música de blues y el poder de la esperanza humana en circunstancias inhumanas.

Más información: El otro lado de la esperanza, página alemana

Trailer:

El director y los actores hablan durante la Berlinade 2017:

Deja un comentario

Top